domingo, 14 de febrero de 2010

Poema "Verte y no verte cada tarde" de Inmaculada M. (Ada)


Verte y no verte cada tarde

Hoy, me he despertado soñando contigo,
agarrada a la rama de un árbol lleno de hojas
con un suspiro a medias
y el desencanto de un día gris
con el cuerpo amoldado a tus brazos,
y entre los dedos, el sudor de tu piel.

Anoche me dormí, pensando en ti,
mi cuerpo se movía bajo las sábanas
y mis manos, te buscaban de forma inutil,
mis labios mordía de rabia,
y poco a poco .... te hacía el amor en mi mente.

Paso mis manos por tus labios,
y los noto suaves, tersos ... y siempre callados.

Eres algo deseado aunque lejano,
profundo y tierno, de ojos helados
sonrisa pura, que arrasa mi sonrisa
me enerva, acariciar tus cabellos,
y sentir mis manos entre ellos.

Eres, como una ventana abierta al mar,
me asomo a ella, y solo a ti te veo,
en todas partes .... en cualquier lugar.

Imaginarte abrazado a sus rejas,
como si el hierro, mi cuerpo fuera
y sentir amargamente verte .... y no tocarte,
verte.... y no besarte,
verte y no verte, cada tarde
solo .... desearte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada