domingo, 6 de febrero de 2011

Para mi amigo Valerio de Inmaculada jimenez


Para mi amigo Valerio.

Quisiera escribir el corto más corto.
Filosofar interminables horas.
Tener la memoria rebosante de ideas,
como la primera copa que se llena
en una torre de copas.

Quisiera formar parte
de esa antología "spanglish"
que te hace tanta ilusión escribir….. y decirte:
Te invito a tomar el "Tea" en mi "house" "mi arma"
a las cinco "o´clock".

Tus cortos son tan intensos y tan profundos
que, automáticamente, se convierten
en largos, intensos y profundos coloquios
para tertulianos con la boca abierta.

La reflexión es el principio de tus cortos.
Primero asalta la duda
que, luego, queda disipada
en un corto espacio de tiempo.

La ironía queda plasmada en tus cortos
de cortas preguntas
que son muy largas de contestar.

Cortos y poemas.

Una mezcla de sentimientos
que salen del corazón más noble y desinteresado,
de un amigo entregado a sus amigos.

Tu sabiduría queda reflejada
en el corto más corto.

Tu amistad, sin embargo,
es una larga e interminable línea recta
que no tiene final.

Guardaré en el pétalo de una rosa:
Tus cortos más cortos.
Tus cortos más largos
que, también, son cortos.
Tus poemas….. y esa larga amistad
que nos hizo tropezar un día
con la misma palabra,
con la palabra POESÍA.


Inmaculada Jiménez Montero.

4 de mayo de 2008.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada