miércoles, 9 de enero de 2013

"Hoy no puedo" de Eva Laca Valadez



Hoy no puedo

Lo siento, no se que es, pero no puedo.

Noto como la tierra tira de mi cuerpo hacia abajo convirtiéndolo en una gran mole que requiere un gran esfuerzo para ser movido, o para ser pensado, porque a este agotamiento físico le acompaña una fatiga mental que me abotarga los sentidos y cualquier tarea que pienso me parece un mundo, algo muy costoso y aburrido, eternamente aburrido.

Lo siento, es que no puedo.

Deambulo por la casa como fantasma sonámbulo, entrando y saliendo de las habitaciones, en las que esperan cosas por hacer, pero que en nada me apetece ponerme a ello.
Hoy, es que no puedo, lo siento, no se que es, pero no puedo.

La tele no me entretiene, y recorro la parrilla una y otra vez, en una espiral de la que consigo salir a la quinta ronda del anuncio de Coca Cola, arrogando con rabia el mando fuera de mi alcance, como si él tuviera la culpa.

Lo siento, hoy no puedo, no se que es, pero es que no puedo.

No me apetece nada, mire a donde mire, no encuentro nada, por mínimo que sea, que logre espantar esta sensación de hastío, de tedio, de vacío

Lo siento, pero es que no puedo.

Segunda vuelta a la casa, doblo un calcetín, cierro una ventana, sentada en la cama, la ruedecilla de la radio me tiene diez minutos jugando, de abajo a arriba, y de arriba a abajo, sin que ninguna señal sea para mí.
Lo siento, no puedo, no se que es, pero mi cuerpo me pesa mucho, y mi mente está en blanco, no se le ocurre nada con lo que pasar el tiempo.

No puedo, no puedo.

Me derrumbo en el sofá, otra vez zigzagueo entre los canales, y de pronto un pinchazo en el lado derecho, y esa sensación extraña en el bajo vientre.

¡Vaya, que maravilloso es ser mujer!



                                                              Eva Laca Valadez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada