viernes, 22 de junio de 2012

"La cancela" de Inmaculada Jimenez Montero



Abrí la cancela mohosa que daba al patio.
Ese sonido arañado por el viento,
me devolvió cuarenta años de olvido.
Abrí la cancela y vi el mismo paisaje
dónde todo creció a su antojo.

El árbol seco y paciente
me habló del aire y del aroma
que le robé hace cuarenta años
cuando una gota de tinta
cayó en la tierra y quedó convertida en roca.

Hoy, vuelvo a cerrar la cancela
y presiento que me traje lo más sublime
de aquel patio prendido en mí memoria.

Aquello por lo que respiro.
Lo único que me salva de la locura:
La poesía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada