viernes, 8 de junio de 2012

"Nubes de Viento" de Eva María Laca





Nubes de viento recorren el cielo. Yo las sigo en su celeste recorrido. Vuelo alto, tan alto que desaparezco. Y me siento libre, nueva, sin ataduras, sin memoria, sin conciencia. No soy yo, soy un deseo, mi deseo.


Soy gaviota viajera que posa su sombra en el Rayo Verde de un postrero atardecer africano. Me confundo con la fria arena desértica y acomodo mi paso al eco remoto de una caravana lejana.


Azul embozo, azul noche, azul bereber. El ritmo de esa lengua extraña me eleva al cielo y del ala de la veloz golondrina saludo al Mare Nostrum. Desciendo con la suavidad de mil plumas sobre los brazos de Hércules.


Un ola de blanca espuma y dulce sal traspasa los límites y se pierde en el infinito azul. La sigo asida a las crines de un hipocampo dorado, y nos dejamos conducir hacia ignotas islas, donde juguetonas ninfas me descubren las verdades de La Atlántida.


Sobre el lomo azabache de una orca, recorro el Mar de la Calma Eterna, y confundidos por la sutil telaraña de ecos pasados pisamos las blancas arenas de Ítaca. La dulce melodía que la envuelve me cuenta historias jamás imaginadas.


Morfeo me halla acunada entre los circulos concéntricos de una enorme caracola al son de una nana marinera.


El primer rayo naciente me devuelve a casa, donde el cielo está poblado de nubes de viento.

                                                     Eva María laca 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada